lunes, 20 de diciembre de 2010

Guía sobre cómo seguir nuestras series favoritas tras el parón navideño

Con la llegada de las fiestas navideñas la televisión sufre uno de esos aciagos periodos de inactividad en los que poblan reposiciones de películas vistas hasta la extenuación, especiales de escaso interés y ofertas varias para un público más ocupado en hacer las pertinentes compras navideñas o en pasar las vacaciones con la familia.
El caso estadounidense es paradigmático. Y es que todas las series de la parrilla (las que aún no hayan dado por finalizadas sus temporadas) se marchan también de vacaciones y no regresan hasta mediados del mes de Enero. Para que los más fieles seguidores de la mejor ficción televisiva no se vuelvan rematadamente locos, aquí os dejamos una lista de las fechas en las que volverán vuestras series, sin temor a perderse ningún episodio.

Cómo conocí a vuestra madre 

Lo dejamos en... False Positive (6x12)
  • Vuelve... el 3 de enero, con Bad News
Dexter
  • Lo dejamos en... The Big One (5x12)
  • Vuelve... en otoño de 2011, con la sexta temporada
Fringe
  • Lo dejamos en... Marionette (3x09)
  • Vuelve... el 21 de enero, con Firefly
The Event
  • Lo dejamos en... Everything Will Change (1x10)
  • Vuelve... el 7 de marzo, con And Then There Were More

The Walking Dead
  • Lo dejamos en... TS-19 (1x06)
  • Vuelve... en otoño de 2011, con la segunda temporada
Boardwalk Empire
  • Lo dejamos en... A Return to Normalcy (1x12)
  • Vuelve... en 2011, con la segunda temporada

Supernatural
  • Lo dejamos en... Appointment in Samarra (6x11)
  • Vuelve... el 28 de enero, con Like a Virgin
Anatomía de Grey
  • Lo dejamos en... Adrift and at Peace (7x10)
  • Vuelve... el 6 de enero, con Disarm
Gossip Girl
  • Lo dejamos en... The Townie (4x11)
  • Vuelve... el 24 de enero, con The Kids Are Not Alright

Outsourced
  • Lo dejamos en... Homesick to My Stomach (1x10)
  • Vuelve... el 20 de enero, con el 1x11

Chuck
  • Lo dejamos en... Chuck Versus the Leftovers (4x10)
  • Vuelve... el 17 de enero
Glee
  • Lo dejamos en... A Very Glee Christmas (2x10)
  • Vuelve... el 6 de febrero, con el 2x11, capítulo dedicado a la Super Bowl

viernes, 17 de diciembre de 2010

El Sindicato de Actores alaba el trabajo de sus integrantes

 Aún teniendo muy presente el riesgo de suscitar cierto hastío entre el público, nuestro oficio nos impele a continuar informando acerca de la interminable retahila de premios que coinciden con el final del 2010 y su consecuente análisis autoreflexivo. En esta ocasión, no referiremos brevemente a los premios entregados por el Sindicato de Actores en un ejercicio de manifiesta endogamía. Como ya es costumbre en este tipo de citas, son escasas las sorpresas respecto a las nominaciones de los Globos de Oro.
Como Mejor Actor en Serie Dramática tenemos un auténtico plantel de actores dignos de las mejores películas de la Historia. Es exactamente el mismo quinteto que repite en los Globos de Oro los que copan las nominaciones al SAG: Jon Hamm (Mad Men), Michael C. Hall (Dexter), Bryan Cranston (Breaking Bad), Steve Buscemi (Boardwalk Empire) y Hugh Laurie (House).
Casi el mismo resultado obtenemos de la categoría de Mejor Actriz en Serie Dramática con la inclusión de Glenn Close (Daños y Perjuicios) por Piper Perabo y Mariska Hargitay (Ley y Orden) por Katey Sagal. Las demás son las mismas que competirán por el Globo de Oro: Elizabeth Moss (Mad Men), Julianna Margulies (The Good Wife) y Kyra Sedgwick (The Closer).
La comedia es un género interesante en la televisión y seguimos reivindicando la figura de Neil Patrick Harris, olvidado siempre en este tipo de premios. Esperemos que el año próximo en los Emmy le traiga más suerte al protagonista de Cómo Conocí a Vuestra Madre. De momento, nos contentamos con Alec Baldwin (Rockefeller Plaza), Ty Burrell (Modern Family), Steve Carell (The Office), Chris Colfer (Glee) y Ed O¨Neill (Modern Family) como actores protagonistas.
Del lado femenino, Edie Falco (Nurse Jackie), Tina Fey (Rockefeller Plaza), Jane Lynch (Glee), Sofia Vergara (Modern Family) y Betty White (Hot in Cleveland) compite como Mejor Actriz de Serie de Comedia.
También hay galardones corales tanto en serie dramática como en serie de comedia. En lo que a Drama se refiere se ha destacado la labor de reparto de Boardwalk Empire, Mad Men, Dexter, The Good Wife y The Closer. Y en el lado cómico de la televisión, tenemos a Glee, Modern Family, Rockefeller Plaza, Hot in Cleveland y The Office.
La lista al completo en el siguiente enlace

martes, 14 de diciembre de 2010

Las cadenas de cable se imponen en las nominaciones a los Globos de Oro

 Que la televisión manda es un hecho incontestable, más si cabe ante la depreciación progresiva de las apuestas cinematográficas, cuya mediocridad salvo excepciones suscita el transvase masivo de espectadores a la pequeña pantalla. Sin embargo, de una claridad aún más meridiana es esa tendencia legitimada por los años y los galardones que posibilita la hegemonía cualitativa de las ficciones televisivas emitidas por canales de cable. Y es que ya nadie duda de las preferencias de la crítica estadounidense a la hora de reconocer la primacia en talento y presupuesto de las propuestas de la HBO, AMC o Showtime, algo que se refleja, una vez más, en las nominaciones de los Globos de Oro de este año, donde vuelven a sumar el mayor número candidaturas (la HBO en cabeza con 12).
Es por ello que no podemos dar cuenta aquí de grandes sorpresas. En el apartado de drama, Mad Men, Dexter y The Good Wife mantienen su posición de privilegio frente a las recién llegadas Boardwalk Empire y The Walking Dead, las cuales reemplazan a Breaking Bad, House, True Blood o la última temporada de Lost en la terna de nominadas.
Respecto al apartado de comedia, donde las producciones de canales en abierto copan de forma excepcional la selección, son escasas las sorpresas; Rockefeller Plaza, Modern Family, Jackie y Glee volverán a entrar en pugna por el preciado galardón junto a la recién llegada The Big C (una ácida comedia negra de Showtime interpretada por Laura Linney) y la ampliamente aclamada por el público The Big Bang Theory (aunque se siga echando de menos a Cómo conocí a vuestra madre entre las favoritas).
La batalla en el campo interpretativo será aún más encarnizada, especialmente en el ámbito masculino, donde Michael C. Hall, el psicópata favorito de América defenderá título frente a los multipremiados Bryan Cranston (sencillamente genial en Breaking Bad), Hugh Laurie (el inefable doctor House) y Jon Hamm (el estilo hecho hombre como vector de los Mad Men de Nueva York), así como contra un debutante en competición aunque no por ello menos experimentado, Steve Buscemi y su Nucky Thompson de Boardwalk Empire. 
 Algo similar ocurre en Comedia, categoría en la que únicamente se cuela Jim Parsons (The Big Bang Theory) como rival de enjundia frente al todopoderoso Alec Baldwin, o los también veteranos Steve Carrell  (The Office), Matthew Morrison (Glee) y Thomas Jane (Hung).
En la sección femenina los cambios son más notorios. Jullianne Margulies repite nominación tras su triunfo del año anterior gracias a su rol de mujer-coraje en The Good Wife, al igual que Kyra Sedgwick en la que podría ser su última concurrencia en estos premios, al menos por su protagonismo en The Closer, ya en su última temporada en antena. Se incorporan entre las elegidas Elizabeth Moss (Peggy Olson en Mad Men), Piper Perabo (Covert Affairs) y Katey Sagal (Sons of Anarchy). En comedia repiten Toni Colette (United States of Tara), Edie Falco (Jackie), Lea Michele (Glee) y Tina Fey (Rockefeller Plaza), a las que se une Laura Linney por su complejo rol en The Big C
Entre los secundarios pocos repiten nominación respecto al año pasado. Concretamente, sólo Jane Lynch (Glee) mantiene su posición entre las favoritas de la prensa extranjera ante la oleada de nuevos rostros que entran en competición, entre los que destacan Kelly Mcdonald (Boardwalk Empire), Julia Stiles (por su aparición en la quinta temporada de Dexter), o Sofía Vergara (la flamante madre colombiana de Modern Family) en el ámbito femenino, y Scott Caan (Hawaii Five-0), Chris Noth (The Good Wife) o Eric Stonestreet (Modern Family) en el masculino.
Por último, conviene hacer referencia a las categorías de miniserie o telefilms, donde parte como favorita The Pacific frente a otras apuestas potentes del año como Los Pilares de la Tierra o Temple Grandin. Entre los actores nominados, sorprende el regreso de Al Pacino y Dennis Quaid a unos premios gracias You Don't Know Jack y The Special Relationship respectivamente; mientras que entre las mujeres la experimentada Judi Dench deberá enfrentarse a Hayley Atwell, Claire Danes o Jennifer Love Hewitt entre otras.
Como podemos observar, son escasas las sorpresas importantes para un nuevo año de buena ficción televisiva en el que vuelve a destacar el musical juvenil Glee, las desventuras de los Mad Men, Dexter o el fenómeno cómico desatado por Modern Family. No obstante, se agradece la concurrencia de propuestas originales como el magno proyecto de Martin Scorsese Boardwalk Empire, la apabullantemente exitosa The Walking Dead o la comedia negra de Showtime The Big C; todos ellos elementos que tienden a complementar lo que ya es de por sí una industria que poco le tiene que envidiar al mítico Hollywood. Todas las incognitas se resolverán el próximo 15 de Enero.
Vea la rueda de prensa completa aquí. El listado de nominado en el siguiente enlace.

lunes, 13 de diciembre de 2010

El Instituto de Cine Americano (AFI) selecciona lo mejor del año


Lo prometíamos hace escasos días. Un aluvión de nominaciones a galardones varios comienza a precipitarse en el marasmo de la actualidad internacional coincidiendo con el inminente final del año 2010. En esta ocasión le toca el turno al Instituto de Cine Americano (AFI), una organización independiente que desde haca ya más de 15 años elabora listas anuales con las mejores películas de la temporada y que recientemente ha incluido un apartado específico para televisión, a tenor del interés despertado en el gran público por sus propuestas de ficción. 
La lista de este año, la cual consta de diez títulos, viene a legitimar aquellas series que cuentan con un prestigio afianzado en temporadas precedentes, así como señalar nuevas obras a tener presente en el futuro. De este modo, encontramos entre las favoritas a las dos joyas de la cadena de cable AMC, Breaking Bad y Mad Men, ambas asiduas a los premios de la crítica, y a la veterana comedia ideada e interpretada por Tina Fey,  30 Rock (Rockefeller Plaza), las cuales tendrán que competir con renovadoras propuestas que, desde diferentes ámbitos, han tenido un gran impacto entre el público.
Ese es el caso de la irreverente comedia Modern Family, última vencedora de los Emmys, el musical para adolescentes (y no tanto) Glee, o la comedia negra de Showtime  The Big C, creada por el realizador Bill Condon y protagonizada por Laura Linney. 
En las antípodas de estas  nominadas se encuentran la última aventura bélica producida por Steven Spielberg y Tom Hanks, The Pacific, el telefilm biográfico Temple Grandin, interpretado por Claire Danes, o el suntuoso ejercicio de estilo concebido por Martin Scorsese y con un Steve Buscemi estelar, Boardwalk Empire. Por último, la gran revelación de la temporada, The Walkind Dead, un apasionante viaje por el apocalipsis zombie. 
La entrega de los galardones tendrán lugar el próximo 14 de enero de 2011 en el lujoso hotel Four Season de Los Angeles. Consulte aquí la lista.

domingo, 12 de diciembre de 2010

Primer tráiler oficial de The Borgias

Poco tiempo ha transcurrido desde que la cadena estadounidense Showtime diese por finalizada las desventuras del tumultuoso Enrique VIII en Los Tudor, cuando acto seguido presenta una nueva propuesta de ficción histórica que augura dosis de sexo, intriga y acción similares a la de su predecesora. 
Hace tan sólo unos días avanzábamos el estreno de The Borgias a comienzos de año y, aunuqe aún se desconozcan fechas exactas, la expectación va creciendo al calor de nuevas imágenes vertidas por la cadena, como este primer tráiler oficial que aquí presentamos. 
The Borgias se sitúa en la época del Renacimiento italiano, y sigue a una familia en su escalada social por hacerse con el poder. El punto de partida de la serie es el nombramiento del cardenal Rodrigo Borgia, el patriarca de la familia interpretado por Jeremy Irons, como Papa y cuenta cómo toda la familia se aprovecha de la situación de poder en la que se encuentran.
Además del protagonismo estelar de Jeremy Irons, destaca la presencia de actores como David Oates (ya visto en Los Pilares de la Tierra), el veterano Derek Jacobi (inmortal en su papel televisivo de emperador romano Claudio) o Joanne Whalley (para los muy mitómanos, la chica de Willow), en una serie creada por el director Neil Jordan (Ondine, Entrevista con el Vampiro).
Os dejamos con las primeras imágenes de una de las series que darán mucho que hablar en la próxima temporada. 


sábado, 11 de diciembre de 2010

El Sindicato de Guionistas estadounidense anuncia sus series favoritas

Restan escasas semanas para que una multitud inabarcable de premios y reconocimientos inunde la actualidad cinematográfica y televisiva internacional, y ya se conocen las primeras quinielas para una larga carrera hacia el Globo de Oro (en el caso de las propuestas de la pequeña pantalla). Las nominaciones de los Writers Guild Awards, concedidos por el sindicato de guionistas norteamericano, abren, así pues, un periodo frenético de conjeturas y rumorologías varias que tendrán su desenlace el día 5 de Febrero.
Las sorpresas, no obstante, brillan por su ausencia entre las preferencias de los guionistas. Series dramáticas como Breaking Bad, Mad Men o Dexter continúan prevaleciendo en la cima del reconocimiento profesional, con una correspondencia similar en el apartado cómico, 
donde Modern Family, la gran triunfadora de los pasados Emmys volverá a medir sus fuerzas con las veteranas The Office y 30 Rock o las más recientes Nursie Jackie (con una estelar Edie Falco) y la juvenil Glee
 Entre las nominaciones al mejor episodio de drama, destacan las dos candidaturas de Breaking Bad, el último acto de la ya legendaria Lost, o la inclusión de uno de los capítulos de la olvidada de estos premios The Good Wife. Por su parte, en Comedia, Modern Family coloca dos episodios entre los favoritos, al igual que 30 Rock (Rockefeller Plaza), frente a las solitarias candidaturas de The Office y la desconocida en España The Sarah Silverman Proyect.
Aunque todo ello no es óbice para que Boardwalk Empire, la serie producida por Martin Socrsese y Mark Wahlberg y concebida por buena parte del equipo técnico de Los Soprano, se haya erigida como la gran revelación de la temporada, optando tanto a conseguir el galardón  en el apartado de Mejor Serie Dramática como en el de Mejor Nueva Serie, donde deberá competir con la también aclamada aunque diametralmente opuesta The Walking Dead
Las apuestas ya están hechas y hacen augurar una terna de nominados muy similar en los próximos Globos de Oro. Ya sólo queda esperar y confiar en el buen juicio de los críticos.
Consulte la lista de nominados al completo en la página oficial del sindicato.

domingo, 5 de diciembre de 2010

Lo que nos queda por ver en la temporada 2011


Las grandes cadenas estadounidense gastan sus últimos cartuchos en lo que queda de la temporada 2010 y calientan motores para lo que promete ser un año de grandes estrenos e inversiones en el que no faltarán grandes estrellas de Hollywood conscientes de donde se concentra la calidad y originalidad de las propuestas.
 En el apartado de canales de cable, son varios los proyectos que se estrenarán a comienzos del año próximo  con el objetivo de levantar las mediocres audiencias cosechadas, salvo excepciones, en este último tramo del 2011, y así tomar el revelo de series míticas como Lost o 24 que no volverán más a la pequeña pantalla.  Es el caso de Showtime, cadena que despide momentáneamente al psicópata más tierno de la televisión, Dexter, y a su quinta temporada, ahora en antena, para la que ha buscado una digna sucesora llamada Shameless, una adaptación de la serie homónima británica que cuenta ya con siete temporadas de éxito ininterrumpido. Esta nueva propuesta arrancará el 9 de Enero (también podrá verse en España a través de Canal+) con el protagonismo de Willian H. Macy en su primer papel para televisión (aquí dejamos un adelanto).
También en estas fechas se estrenará la nueva aventura de Matt LeBlanc tras el fracaso mayúsculo de Joey, el spin off de su mítico personaje en Friends. Se trata de Episodes (trailer aquí), una alocada comedia creada por David Crane (curiosamente uno de los responsables de Friends) y que emitirá de forma paralela la BBC británica. En una linea muy diferente, llegará en primavera una nueva serie histórica que pretende paliar la ausencia de Los Tudor, nada menos que con la vigorosa presencia de Jeremy Irons.  
 Los Borgia nos traslada a la Italia del Renacimiento, donde se escenifican las intrigas palaciegas que llevan al patriarca, Rodrigo Borgia, a convertirse en Papa. Podemos intuir una concepción y un diseño de producción muy similares a la de su predecesora en la parrilla de programación de Showtime, máxime cuando su creador es el mismo, Michael Hirst, algo que, sin duda, añade un plus de valía y garantía de calidad al nuevo proyecto del que ya se pueden ver las primeras imágenes
Otra de las cadenas de cable más en boga gracias a las muy aplaudidas Mad Men y Breaking Bad y el rotundo éxito de The Walking Dead, AMC, también estrena nueva producción en Enero. The Killking, una serie de 13 episodios de una hora creada por Veena Sud (Caso abierto), es un thriller basado en la serie danesa Forbrydelsen que contará entre sus intérpretes con Michelle Forbes (En terapia, True blood), Billy Campbell, Annie Corley o Joel Kinnaman. AMC pretende así resarcirse del fracaso de Rubicon, cancelada tras su primera temporada, y mantener su buena salud hasta que arranquen sus dos joyas en Julio de 2011. 
En una situación parecida se encuentra Starz, una cadena que ha iniciado su andadura con paso firme gracias a Spartacus (de la que se encuentra pendiente su precuela, Gods of the Arena) y que ahora ya prepara Camelot, una serie histórica y épica sobre el mito del rey Arturo. Entre sus creadores tenemos que hablar de nuevo de Michael Hirst, y su reparto estará nutrido por caras conocidas como Joseph Fiennes, Claire Forlan, Eva Green o James Purefoy.
 Por su parte, la HBO apuesta por la continuidad en este comienzo de año, en el que únicamente programará como plato fuerte la última temporada de Big Love, la serie sobre mormones polígamos. Para más adelante quedan el estreno de la también última temporada de Entourage, una de las joyas de la corona, y el arranque de Canción de hielo y fuego, un ambicioso proyecto de corte medievo-fantástico que adapta las novelas de George R.R. Martin con Sean Bean como protagonista y Thomas McCarthy (The Visitor) como director. La cadena ha emprendido una ambiciosa campaña de promoción colgando diversos videos en la web que, por su espectacularidad y rigor en la recreación, suscitan cuanto menos una creciente expectación.  
Por último, cabe referirse aquí a las novedades de la parrilla de las televisiones en abierto, como Fox, que estrena en Enero The Chicago Code (concebida por el creador de The Shield) y Breaking In con el resucitado Christian Slater como protagonista, dejando para la primavera la muy esperada Terra Nova, un gigantesco proyecto con más de 4 millones de dólares de presupuesto y producida por Steven Spielberg que contará con un preestreno de dos horas de duración. La ABC, por su parte, se enfrenta al reto de sobrevivir sin Lost estrenando Mr. Sunshine, comedia sobre la crisis de los 40 protagonizada por Matthew Perry; mientras que la NBC lanza los dramas The Cape y Harry's Law, y la comedia Perfect Couples.
El mundo de la televisión se mueve, y de qué manera. Los diversos proyectos de los que hemos dado cuenta aquí representan todo un espectro creativo mucho más interesante que el sugerido por el Hollywood cinematográfico, dando muestras evidentes de dónde se concentra actualmente la calidad. Esperaremos, impacientemente, a que la caja tonta vuelva a sorprendernos.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

'Buffy Cazavampiros' regresa... a la gran pantalla


El fenómeno vampírico que parece dominar la actual cultura popular, ya sea en televisión con True Blood y The Vampires Diaries o en el panorama literario con la saga Crepúsculo y sus consecuentes adaptaciones cinematográficas, no tiene límites. A la larga lista de productos que cuentan con los pálidos chupasangres como principal reclamo, se suma ahora el rescate de la mítica serie de televisión Buffy Cazavampiros, en antena desde 1997 hasta 2004. 
Según ha informado Warner Bros, productora que junto a Atlas Entertainment se hará cargo de llevar a buen puerto el proyecto, se tratará de un remake que conservará el espíritu del programa televisivo aunque desde una perspectiva actualizada donde se primará el uso de efectos especiales. Descartada desde un principio la presencia de sus protagonistas en la pequeña pantalla, Sarah Michelle Gellar, David Boreanaz y Alyson Hannigan (inmersa ahora en el rotundo éxito que es Cómo conocí a vuestra madre), la adaptación cinematográfica deberá paliar el descontento de los fans más irredentos de la serie. No en vano, desde comunidades 'blogueras' como Buffy ForeveryEmbrujadas y grupos de Facebook y Twitter se ha iniciado una campaña en contra de esta iniciativa que devolverá a la gran pantalla a la legendaria cazavampiros.
Por si fuera poco, el creador de la serie, Joss Whedon (también responsable del spin off Angel), también se ha desmarcado de este proyecto, al que ha catalogado como una muestra más de la crisis de ideas que padece Hollywood. Y es que el éxito que conoció la serie durante sus siete temporadas promete atraer a un gran número de incondicionales a las salas de medio mundo. 

jueves, 25 de noviembre de 2010

J.J. Abrams y Jorge García de nuevo juntos tras 'Perdidos'

El director y productor estadounidense J.J. Abrams ya prepara un nuevo proyecto televisivo que propiciará su reencuentro con el actor Jorge García tras su exitosa presencia en Perdidos, donde dio vida a Hugo Reyes, uno de los roles  más carismáticos de la legendaria serie. 
Tras la tibia acogida de sus dos últimas producciones para la pequeña pantalla, Fringe y Undercovers, Abrams apostará fuerte por un proyecto del que aún se desconocen muchos detalles. No obstante, ya se ha anunciado su nombre, Alcatraz, y parte de su argumento, que girará en torno a "los secretos que encierra la cárcel más famosa de todos los tiempos". 
Tal y como se han hecho eco buena parte de los medios de comunicación internacionales, la serie se centrará en un grupo de prisioneros y guardias desaparecidos en el pasado y que reaparecen en el presente. Un equipo de agentes del FBI deberán esforzarse por dar con ellos y descifrar el misterio existente tras esa desaparición, ocurrida 30 años atrás. 
Por ahora sólo se encuentra confirmado Jorge García como actor del reparto, en el que dará vida al doctor Diego Soto, experto en la historia de la cárcel de Alcatraz. La serie se comenzará a rodar el próximo mes de enero y tiene previsto su estreno para la temporada de invierno de 2011, cuyo episodio piloto estará dirigido por Danny Cannon.

martes, 23 de noviembre de 2010

Tráiler de la 2º temporada de 'Spartacus, God of the Arena'

Son muchos los aficionados que han quedado encandilados por la espectaculidad de una nueva serie de romanos que sigue la estela de grandes clásicos como Roma. Spartacus, Blood and Sand ya sorprendió con su radical mezcla de violencia, sexo y amor con el antiguo imperio romano como telón de fondo, y ahora le toca el turno a su continuación, una segunda temporada que estrena subtítulo y que tiene previsto su estreno para el próximo 21 de Enero, según ha comunicado la cadena de televisión norteamericana Starz.
Aquí dejamos la promo oficial de esta nueva aventura en la arena protagonizada por Andy Whitfield y Lucy Lawless. Que lo disfruten, y a esperar pacientemente lo que promete ser otra frenética entrega de una serie encumbrada a lo más alto por público y crítica.


domingo, 21 de noviembre de 2010

Los años 70 vuelven a la televisión

Sería un lugar común decir que todo tiempo pasado fue mejor, además de una grave afrenta a las imaginación de los nuevos creadores que exprimen sus mentes con la vana esperanza de descubrir nuevas minas que horadar.  No obstante, parece que los productores estadounidenses respetan esa máxima con una fidelidad pasmosa y no dudan un instante de sacar del baúl de los recuerdos viejos formatos que triunfaron en su momento con el objeto de que éste vuelva a ser repetido. 
 O al menos esa es la conclusión que se extrae de la nutrida rumorología que domina la red acerca de posibles remakes televisivos, concretamente, de la legendaria década de los 70. En un interesante artículo de Pedro Rodríguez para ABC,  se dan cuenta de algunas de estas nuevas propuestas para la próxima temporada entre las que destaca un nuevo redescubrimiento de la mundialmente famosa Los Ángeles de Charlie, también explotada en el cine con los rostros de Cameron Díaz y Drew Barrymore entre otras. 
Curiosamente, esta última es la que suena como posible productora de una serie para la cadena de televisión estadounidense ABC (en colaboración con Sony TV), cuyo rodaje podría arrancar el próximo mes de enero con un casting para el que suenan nombres como Lindsay Lohan, Amanda Seyfried (Cartas para Julieta) y Rachel Bilson (The O.C), según adelanta seriesonline. Estas jóvenes estrellas vendrían a sustituir a las originales Sabrina Duncan, Jill Munroe y Kelly Garret, protagonistas absolutas de la mítica serie que inició su andadura en televisión en el año 1976. 

Sin embargo, la fiebre por los 70 no queda ahí. Ya está en marcha un proyecto de la cadena TNT (propiedad de Warner) que prevé devolver a la pequeña pantalla  las luchas intestinas de los hermanos JR y Bobby Ewing, o lo que es lo mismo la legendaria serie Dallas, según informa Vertele. Tras trece temporadas y 365 episodios (comenzó en 1978) y una nutrida legión de incondicionales en todo el mundo (no en vano fue traducida a 67 idiomas), Dallas regresará a las pantallas americanas bajo la dirección Cynthia Cidre y con la presencia de algunos de los actores originales, ya en roles secundarios ante la necesidad de narrar una historia con descendientes directos de los mismos. 
Ya en el apartado de meros rumores, destaca el posible redescubrimiento de WonderWoman, otra serie de los 70 que tras el futuro incierto de su adaptación cinematográfica, a la que optaba Josh Whedon con el posible protagonismo de Angelina Jolie, se baraja ahora su regreso a la pequeña pantalla para finales de 2011. Descartada ya la presencia de Megan Fox como heroína, se continúa en la búsqueda de una actriz que de vida al mítico personaje de cómic; entre las últimas candidatas, Tanit Phoenix

Toda esta fiebre setentera entronca con propuestas que ya están en antena, como es el caso de Hawaii Five-0, la clásica serie policiaca que estuvo doce años emitiéndose. Ahora, la cadena norteamericana CBS la ha recuperado con éxito el pasado verano con un interesante reparto en el que destaca Scott Caan (saga Ocean's Eleven), Daniel Dae Kim (Perdidos) y Alez O'Loughlin (El plan B), tal y como informa el portal informativo Suite101.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

La familia amarilla más famosa del mundo llegará a su 23º temporada


Sería una obviedad decir que Los SimpsonS son ya, de alguna manera, parte de nuestra familia, un elemento inamovible del quehacer rutinario de nuestras vidas. Pocos espectáculos televisivos han perdurado tanto en el tiempo como las aventuras de Homer, Bart, Lisa y compañía y, sin duda alguna, ningún otro se acerca a la incidencia social que estos han venido desarrollando a lo largo de estos 22 años de emisión. 
La cadena de televisión norteamericana Fox es consciente de ello y, a pesar del notorio descenso cualitativo que la serie ha venido sufriendo en las últimas temporadas, no ha dudado en renovar, una vez más, a lo que constituye la joya de la corona de su programación. Así pues, para las nutridas legiones de fanáticos de la familia de Springfield, aquellos para los que cualquier excusa es buena para recitar de memoria alguna de las gañanadas de sus personajes favoritos, el anuncio que Fox ha realizado hace tan sólo unos días y en el que se corroboraba la emisión de una nueva temporada, la 23, supone un excelente noticia que promete extender risas y extravagantes situaciones un año más. 
Tal y como expresaba Al Jean, productor ejecutivo de la serie creada por Matt Groening,  en un comunicado de la Fox (recogido en un artículo por Diario de Sevilla) "Al igual  que muchos jóvenes de 22 años de edad, Los Simpsons está muy feliz de quedarse en casa, en Fox, y espera que no tenga que salir al mundo real durante muchos años". Asimismo, se han anunciado los cameos animados que tendrán lugar en esta nueva temporada, que incluirán a personalidades conocidas internacionalmente como la cantante Katy Perry, las actrices Halle Berry y Rachel Weisz, el cómico británico Ricky Gervais o el personaje protagonista de la serie Mad Men (a cuya entrada de créditos ya se rindió homenaje en la pasada temporada), Jom Hamm. 
Con esta vigesimo tercera entrega de la serie, Los Simpsons alcanzarán los 515 episodios (sólo superada, por ahora, por Lassie y Gunsmoke) en antena y con buena salud con respecto a los índices de audiencia. Según informa la noticia de Mundoplus, el último episodio emitido por la Fox en Estados Unidos, correspondiente a la temporada número 22, fue visto por más de ocho millones de espectadores, manteniendo unas cotas de popularidad inauditas para un programa de la veteranía de Los Simpsons
En España, los resultados no son muy diferentes; la redifusión en bucle de la serie que emite en la sobremesa diaria Antena 3 continúa cosechando unos excelentes datos, instituyéndose como un elemento cotidiano más en la vida diaria de las familias españolas. 
Todos esperamos sinceramente que Los Simpsons disfruten de una larga vida de éxitos pues, al fin y al cabo, ya son una poderosa referencia de nuestro imaginario social.



domingo, 14 de noviembre de 2010

Comienza la carrera por ser el favorito del público en los People's Choice Awards


La temporada de premios de Hollywood se acerca y el revuelo levantado por las nominaciones preliminares comienza a ser perceptible en el mundo de la televisión. Como punto de arranque y fiel a su cita de cada año, los People's Choice Awards, en su sección televisiva,  confieren a los espectadores la potestad de elegir quienes son los dignos merecedores de los premios a través de sus votos por internet, lo que legitima a estos galardones como los representantes de la opinión popular más allá del riguroso exámen crítico de otro tipo de certámenes.
Divididos en dos tandas, los People's Choice Awards han completado el primer nivel de selección, en el que los usuarios debían votar a su favorito de las diferentes categorías entre una lista de posibles facilitado por los organizadores de los premios. Una vez conocidos los nominados, de los que daremos cuenta a continuación, arranca un nuevo periodo de deliberación popular que finalizará el 7 de Diciembre, hasta que finalmente se conozcan los ganadores en la gala de entrega del próximo 5 de Enero, televisada por la cadena estadounidense CBS y dirigida por la actriz Queen Latifah.
Entre las grandes sorpresas de la edición de este año destaca la inclusión de tres nuevos galardones; Mejor familia televisiva, Mejor doctor televisivo y Mejor combatiente del crimen; que darán aún más juego a una ceremonia donde la nota predominante es la extravagancia y la disposición a sorprender al público. Estos son los nominados de este año.
 
Mejor Serie de Drama: A las ya habituales House (vencedora de la pasada edición) y Anatomía de Grey ( que acumula este año nada menos que siete nominaciones) se les une la arrolladora Crónicas Vampíricas, que sigue su espectacular proyección en tan sólo dos años de existencia, la muy aplaudida por la crítica The Good Wife, y la serie heredera de Sexo en Nueva York y, por tanto, con un público mayoritariamente femenino, Gossip Girl.
Mejor Serie de Comedia: En esta categoría, las ya inmortales Cómo conocí a vuestra madre, The Big Bang Theory y Dos hombres y medio continúan con su prevalencia absoluta entre los gustos del público, aunque en esta edición se presenten dos dignos opositores; la flamante vencedora de los premios Emmys, Modern Family, y el músical televisivo más internacional del momento, Glee. Y es que, posiblemente, sea en este apartado donde se ponga en liza la lucha más feroz por el galardón a tenor de la buena salud del género cómico televisivo.
Mejor Serie Fantástica o de Ciencia Ficción: Tras el final de Perdidos y Héroes, nuevas series han pretendido ocupar el inmenso hueco dejado por estas aunque con resultados mucho más discretos, como es el caso de Fringe. Para suplir esete déficit, el público continúa apoyando a series afianzadas en tiempo como Smallville, True Blood o Sobrenatural, a las que se une Crónicas Vampíricas doblando así sus posibilidades de llevarse un galardón.
En el apartado interpretativo masculino, muy difícil lo tendran Chace Crawford (Gossip Girl), Ian Somerhalder (Crónicas Vampíricas), Patrick Dempsey (Anatomía de Grey) y Taye Diggs (Sin cita previa) para desbancar al favorito del público en los últimos años, Hugh Laurie y su famoso personaje Doctor House. Algo más disputado será el galardón en al apartado de comedia, donde Steve Carrell (The Office) tendrá que competir con los muy populares Neil Patrick Harris (ese inmortal Barney de Cómo conocí...) y Jim Parsons (Big Bang), así como con el veterano Alec Baldwin (Rockefeller Plaza) y el joven Matthew Morrison (Glee). 

Entre las nominadas a Mejor actriz dramática sólo repite Blake Lively (Gossip Girl) respecto al año pasado, por lo que se incorporan Julianna Margulies (The Good Wife), Kate Walsh (Sin cita previa), Lisa Edelstein (House) y Sandra Oh (Anatomía de Grey) en una interesante lucha por ser la musa del público. Entre las nominadas de la sección de comedia, Alyson Hannigan (Cómo conoci...) buscará revalidar su galardón frente a la mediática Eva Longoria (Mujeres Desesperadas) y la muy versátil Tina Fey (Rockefeller Plaza), ambas siempre en la terna de favoritas, y con Courteney Cox, recuperada en Cougar Town, y Jane Lynch (Glee).
Como hacíamos referencia anteriormente, la gala de entrega de los People's Choice Awards de este año incluirá nuevas categorías que buscarán una mayor complicidad con el público además de completar una gala ya de por sí interminable. En la de Mejor Familia Televisiva, los animados Griffin (Padre de Familia) y Simpsons tendrán que hacer frente a los Prichett de Modern Family, los Scavo de Mujeres Desesperadas y los Harper de Dos hombres y medio; mientras que en la de mejor doctor televisivo todo parece apuntar que Hugh Laurie, como el doctor House, gane por partida doble premio en la edición de este año, aunque tenga serios rivales en los doctores de Anatomía de Grey (Sandra Oh, Ellen Pompeo y Patrick Dempsey) y en su propio compañero de reparto (Robert Sean Leonard).
Con el anuncio de los nominados de este año, los People's Choice Awards arrancan en su larga carrera hacia el 5 de Enero, día en el que el Nokia Theatre de Los Ángeles se vista de gala para anunciar a los favoritos del público. Los espectadores tienen la última palabra, por lo que... ¡a votar!

Pueden ver todos los nominados en el siguiente enlace.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Los zombies de 'The Walking Dead' toman la pequeña pantalla


Los muertos vivientes son una de esas criaturas, como los vampiros o los hombres lobo, que nunca pasan de moda. Ha transcurrido ya más de medio siglo desde que George A. Romero y su La noche de los muertos vivientes diese inicio a un género cinematográfico tan aterrador como verdaderamente adrenalítico, y aún hoy los zombies continúan cosechando éxitos y seguidores por todo el mundo. Se han realizado diferentes vueltas de tuerca, desde la parodia descacharrante (Zombies Party) hasta el terror puro (28 días después) pasando por desvaríos gore  con litros de sangre por segundo en cada escena (Amanecer de los muertos); sin embargo, el flujo de propuestas que cuentan como protagonistas con estos seres diabólicos y a la vez humanos no cesa en virtud del beneplácito alcanzado entre el público. 
Y ahora, al fín,  llegan a la televisión. Los zombies dejan la oscuridad de las grandes salas de cine para internarse en el íntimo espacio del hogar, donde lucharán con todo tipo de criaturas y personajes excepcionales por una cuota de pantalla que les permita seguir aterrorizando al personal. Lo cierto es que el poryecto no podía ser mejor: The walking dead, inspirada en el cómic de Robert Kirkman, es una serie concebida para ser desarrollada en seis capítulos dirigidos, cada uno de ellos, por directores relevantes en el panorama televisivo o cinematográfico. De hecho, el episodio piloto, exhibido el día de Halloween en Estados Unidos, fue dirigido por el laureado realizador Frank Darabont, responsable de películas inmortales como Cadena Perpetua o La milla verde. 
La campaña de promoción que ha rodeado a esta producción de la cadena de televisión de pago AMC tampoco se queda atrás. Su primer episodio fue proyectado con anterioridad a su estreno en pantalla en algunos festivales estadounideses, cosechando elogiosas críticas y suscitando una expectación que ha desembocado en un éxito rotundo de espectadores el 31 de Octubre. Más de cinco millones de personas vieron en atena aquel día el episodio piloto de Darabont, convirtiéndose en la emisión más seguida de la historia de la cadena privada (tal y como informa Rocío Ayuso en su artículo para El País), propietaria de otros éxitos como Mad Men o Breaking Bad
La premisa es bien sencilla. Un policía que fue herido en un tiroteo mientras se encontraba de servicio, se despierta en una habitación de hospital en la que reina el silencio y el abandono. Fuera, todo ofrece un aspecto desolador, los muertos jalonan los pasillos, el desorden reina en cada rincón. El sorprendido protagonista (interpretado por Andrew Lincoln, recordado por ser el enamoradizo pretendiente de Keira Knightley en Love Actually) comprueba a cada paso la pesadilla en la que ha devenido la realidad; deambula por una ciudad desierta en la que únicamente encuentra seres de aspecto cadavérico arrastrándose por el suelo, hasta que finalmente comprende que se encuentra sólo en un mundo destruido. Sin embargo, no todos los humanos han desaparecido y se topará con algunos que le ayudarán a encontrar a su familia. 
Cualquier obra fílmica que nos sitúe en un mundo dominado por los zombies promete unos alicientes similares; tensión, claustrofóbia, drama e incluso ciertas dosis de humor espontáneo y sarcástico. The Walking Dead no deja de ser menos y promete sangre y terror por una larga temporada. De hecho, ya se confirmado una segunda temporada para la serie, que contará con trece episodios, a raíz del éxito alcanzado en su primer episodio, tal y como informa Juan A. Pérez en Nosologeeks.com. Así pues, esperaremos impacientemente a los siguientes episodios de una serie que dará mucho que hablar. Tras el estreno en la cadena Fox España del episodio piloto el pasado 5 de Noviembre, mañana llega una segunda entrega dirigida por Michelle McLaren (Breaking Bad, Expediente X). 

lunes, 8 de noviembre de 2010

Broadwalk Empire y la herencia de Los Soprano

 La cadena de televisión de pago HBO tocó el cielo con la inteligente y primorosa Los Soprano, y ahora busca una digna sucesora que acapare audiencias, críticas elogiosas y galardones en una medida similar a lo que consiguió la serie creada por David Chase e interpretada con una genialidad inaudita por James Gandolfini.
No es una tarea fácil. A pesar del éxito de público de otras series de la cadena como True Blood o Entourage, ninguna de ellas ha cosechado unas alabanzas tan unánimes como las recibidas por cada una de las temporadas de Los Soprano, concretamente seis, más capítulos finales. No es, pues, de extrañar la expectación suscitada por una nueva producción que cuenta entre sus responsables con Terence Winter, escritor y productor de la mítica serie sobre la mafia de New Jersey, Tim Van Patten, realizador también de algunos de los capítulos de Los Soprano, y Martin Scorsese, director del episodio piloto y muy implicado en el desarrollo de esta nueva serie.
Boardwalk Empire nos sitúa en el Atlantic City de los años 20, concretamente en el periodo de la ley seca, y gira en torno a la figura de Nucky Thompson (magistralmente interpretado por Steve Buscemi), un influyente político de la zona dedicado a actividades ilegales de contrabando, concretamente el alcohol que él mismo ha ayudado a prohibir con objeto de extraer una mayor rentabilidad al negocio. En torno a su figura, toda una terna de gángsters, políticos corruptos, policías de dudosa reputación y chupatintas con escaso aprecio a su dignidad. 
El retrato de los submundos de las drogas, el alcohol o el poder ha atraído sobre sí una amplia admiración por parte del gran público, una especie de reverso oscuro sobre el que mirarse negativamente. Boardwalk Empire va más allá y nos traslada al mismo seno del que emana esa atracción fatal, la hace cotidiana, un relato implacable y fascinante a la vez de una época oscura donde la hipocresía y la doble moral eran un hecho cotidiano. 
Martin Scorsese no es nuevo en esto. A lo largo de su carrera cinematográfico se ha configurado un perfil claro de realizador de los bajos fondos, ya sean físicos o morales, en cintas como Malas Calles, Taxi Driver o Gangs of New York. Ahora se traslada momentáneamente a la pequeña pantalla, donde realiza todo un despliegue abrumador de sus dotes artísticas irreprochables. El episodio piloto de Boardwalk Empire costó 18 millones de dólares, el presupuesto más alto de la historia para un producto televisivo, y contó con más de una hora de duración, una película corta, en fin, que podría ser insertada sin rubor en la amplia fimografía del director como otra obra maestra. De hecho, esta primera entrega está rodada con una profesionalidad pasmosa, un gusto excesivo por el plano exquisito, un ritmo sostenido en el que se percibe el aroma a cine clásico con una elegancia comparable a otro producto de la talla de Mad Men, un libro de estilo, en fin, de cómo elevar a una categoría superior una ficción destinada al gran público televisivo. 
 En un muy interesante artículo del New York Times titulado Are films bad, or is TV just better?, el periodista A.O Scott  nos invita a reflexionar acerca de la prevalencia de un modo de producción y consumo cinematográfico que se está viendo desplazado por la calidad evidente de los productos televisivos que, además, cosechan críticas elogiosas desde todos los sectores. Cabría preguntarse si realmente el destino del cine es su traslado a la confortabilidad del hogar o si, por el contrario, se podría adaptar las actuales series televisivas a las salas de cine. 
El hecho es que obras como Boardwalk Empire ponen sobre la mesa un estilo cinematográfico que innova en su forma de presentarse ante el público. Únicamente queda verificar si realmente supone el relevo que la HBO busca para suplir el enorme hueco generado por la excepcional Los Soprano. Lo cierto es que tiene todo a su favor; la segunda temporada confirmada, un estreno magnificiente dirigido por Scorsese y con un presupuesto astronómico (un elefante blanco, tal y como apunta Carlos Reviriego en El Cultural de  El Mundo), un reparto de altura encabezado por Buscemi, Michael Pitt, Michael Shannon y Kelly McDonald, y unos responsables con tablas suficientes como para dar alas a cualquier producto que se tope en su camino. 
Continuaremos muy atentos al desarrollo de Boardwalk Empire. El tiempo dirá si la HBO ha acertado y la ausencia de Los Soprano es paliada por otro héroe televisivo, Nucky Thompson.


martes, 2 de noviembre de 2010

La HBO se "divorcia" de una de sus series más polémicas


Big Love, la serie que nos retrata la compleja vida diaria de un mormón polígamo, contará con una última temporada, la quinta, que se emitirá a partir de enero de 2011, tras la cual será cancelada por la cadena de televisión de pago HBO. 
Los motivos esgrimidos para su cancelación por la productora son cuanto menos sorprendentes, teniendo en cuenta los índices de audiencia cosechados en las últimas temporadas, siempre en ascenso y erigiéndose como una de las apuestas más atractivas de la parrilla estadounidense. Tal y como informa el portal de información Mundoplus.tv, los creadores de la serie, Mark V.Olsen y Will Scheffer, han decidido poner punto y final a su ficción por razones meramente creativas. “Cuando creamos Big Love en 2002, teníamos una clara concepción del camino que recorrería la familia Henrickson durante el curso de la serie, toda la historia que queríamos contar. Mientras estábamos en la reunión de guionistas diseñando esta quinta temporada, descubrimos que nos estábamos acercando a la culminación de esa historia", afirmaron los creadores en un comunicado de prensa emitido por la cadena. 
Noticias como esta sorprenden en un mundo, el televisivo, en el que generalmente se aplica una lógica mercantilista a la producción de bienes culturales, es decir, exprimir la fórmula del éxito hasta que esta se vuelva repetitiva. Big Love sufrió un manifiesto descenso cualitativo en la cuarta temporada, a pesar del repunte de seguidores, y sus creadores no han dudado en ofrecer un final digno a una serie fundamental desde 2002, año en que se estrenó. 
La serie nos cuenta la historia de Bill Henrickson (Bill Paxton), un hombre mormón que parece llevar una vida al uso, como padre de familia numerosa, concretamente con siete hijos, en un barrio residencial típico de las afueras (muy al estilo del de Mujeres Desesperadas). La nota discordante de esta, aparente, vida rutinaria, la pone el hecho de que Bill es polígamo y tiene tres esposas. Todas ellas viven en casas separadas y llevan a cabo turnos para atender a su marido, intentándose alejar de los celos y preservando el secreto ante la sociedad del modo de vida un tanto extravagante que desarrollan de puertas hacia adentro. A los consecuentes problemas sentimentales de Bill, se les une una multitud de escollos financieros y ciertas crisis provenientes de su entorno más cercano. 
Junto a Bill Paxton, participan en Big Love intérpretes tan interesantes como Chloe Sevigny, Jeanne Trippelhorn, Bruce Dern o Harry Dean Stanton. 
La quinta y última temporada arrancará, según ha notificado la HBO, el próximo 11 de Enero. Con este nuevo capítulo de la vida de Bill Henrickson, los creadores de Big Love intentarán revalidar las excelentes críticas cosechadas en sus tres primeras entregas, como la de Alessandra Stanley para New York Times, o la de Brian Lowry para Variety, donde es comparada con otras joyas de la HBO como The Wire, Roma o Deadwood

viernes, 29 de octubre de 2010

El milagro creativo de las Sticom

La comedia en televisión parece haber encontrado su particular fórmula del éxito, y esta sin duda, lleva aparejado el nombre anglosajón de sitcom. Concebida como una eficaz "escoba" de las audiencias en los preliminares del prime time,  la sitcom o situation comedy (comedia de situación) es un formato televisivo de tiempo reducido, en torno a los 20 minutos de metraje, que desarrolla buena parte de su acción en tres o cuatro decorados con un número limitado de protagonistas, siempre inferior a la media docena. Esta evidente sencillez formal se erige como la aliada idónea para la sucesión de gags visuales y tramas que concluyen en el mismo episodio, suscitando una agradable sensación de ligereza y falta de pretensiones. Sin embargo, esto no asegura de ningún modo el éxito apabullante que han cosechado las sitcom. Más allá de sus características televisivas, la nueva comedia estadounidense es un hallazgo creativo en toda regla, una genialidad fruto de la inventiva de una incipiente clase de guionistas y creadores que han renovado las claves de un género agotado en sus  patrones tradicionales.
De hecho, en la pantalla grande la comedia vive, a mi entender, un momento crítico por su falta de originalidad y la estupidez de sus planteamientos, a pesar de que muchos reivindiquen a Judd Apatow y su legión de seguidores como el futuro del género. Estrellas como Adam Sandler, Ben Stiller, Chris Rock o Martin Lawrence rozan ya el patetismo, desgastados por la su incesante y particular repetición de tics y cansina verborrea, mientras que nuevas figuras como el hierático y sensacional Steve Carell no pueden desembarazarse de sus emblemáticos roles en televisión, concretamente en The Office. La comedia estadounidense se ha vuelto blanda, cansina, falsamente transgresora y muy apegada al espectáculo con el objetivo de aglutinar al mayor número de públicos posibles. Únicamente casos aislados como el de Resacón en Las Vegas o 500 días juntos lograron subir algo el nivel, por lo general mediocre y cazurro.
Curiosamente, las apuestas cinematográficas dramáticas parecen seguir una dinámica similar a la de su reverso cómico; las grandes historias, los personajes complejos, los intérpretes reconocidos y, en definitiva, la originalidad se mudan a la pequeña pantalla, dando lugar a lo que se ha denominado "la edad dorada de la televisión". No es pues de extrañar que la entrega de los premios Emmys, la gala donde se premia a lo más granado de la temporada, comience a levantar más pasiones que unos Oscar depauperados y carentes de interés.
Y precisamente los Emmys de esta edición han confirmado el fenómeno del que aquí venimos dando buena cuenta, la preeminencia de las sitcom dentro de los apartados de comedia. Consesuado por todos ha sido el rotundo triunfo  de la debutante Modern Familiy (que ha estrenado en España recientemente Neox y a la que hemos reseñado ya en este blog), una serie fresca, divertida, ciertas dosis de irreverencia y con algunas características ideales de la sitcom; seis personajes principales, escasos lugares de grabación y duración en torno a los 20 minutos; que funciona bien por la extravagancia de sus personajes (merecido el premio de secundario para Eric Stonestreet, el homosexual regordete) y la hilaridad absurda de sus actos. Además, se ha impuesto a veteranas como Rockefeller Plaza y Curb your Enthusiasm-Larry David, ambas sitcom de reconocido prestigio y amplio recorrido, The Office, Glee o Jackie con la genial Edie Falco y también considerada sitcom.
Y la lista no acaba aquí, es más, podemos decir que empieza en este punto. Probablemente son las dos series televisivas más famosas de la actualidad; dedicadas especialmente para jóvenes, humor gamberro, evidentes dosis de freakismo, sitcom modélicas, y varias temporadas de éxitos acumuladas sin un ápice de decadencia. Se trata de The Big Bang Theory y Cómo conocí a vuestra madre. La primera, a la espera de su cuarta temporada, nos sitúa en la compleja atmósfera social de un apartamento compartido por dos nerds ("cerebritos") expertos en física cuántica pero absolutamente ignorantes de cómo vivir en el mundo real y sus retos, como, por ejemplo, ligar con chicas. Uno de sus protagonistas, Jim Parsons ha vencido esteaño  a pesos pesados como Carell o Larry David en la categoría de Mejor Actor Principal de los Emmys, y sin duda, no es algo gratuito teniendo en cuenta la construcción de su personaje Sheldon, todo un marciano al que ni siquiera se puede contemplar sin evitar la carcajada.
Cómo conocí a vuestra madre es, por otro lado, una veterana (el 20 de Septiembre estrenó su sexta y quizás última temporada) que ha basado su éxito en una original premisa mantenida milagrosamente durante años; uno de sus protagonistas, Ted Mosby, narra a sus hijos la historía que lo llevó hasta su madre aunque, evidentemente, se distraiga infinitamente por el camino con las divertidas experiencias que vivió con el resto de sus compañeros, entre ellos, el apoteósico Barney, en mi opinión uno de los grandes personajes televisivos de la historia (Neil Patrick Harris continúa pidiendo a gritos un premio por ello, pero todas sus nominaciones a los Emmys y Globos de Oro no terminan de fructificar). Esta sitcom es, sin duda, el paradigma de la genialidad de unos creadores que continuan, año tras año, ideando situaciones tan inverosímiles como rematadamente entretenidas; una viva recomendación que no podeis dejar de ver.
Naturalmente, la lista es muy larga y no tenemos espacio (aunque lo haremos más adelante) para referirnos a todas; Dos hombres y medio con Charlie Sheen, Las aventuras de Christine, United States of Tara (creada por Spielberg e interpretada por Toni Collete), Will y Grace, Me llamo Earl, Scrubs  y un largo etcétera. Es realmente desolador que en nuestro país este formato haya brillado por su ausencia ante el voraz interés de los responsables televisivos, más pendientes en los ingresos publicitarios de series de más de una hora que ocupen todo el prime time, que de la propia calidad de las mismas. Así, sólo han sobresalido 7 Vidas, en un poco disimulado intento de imitar a la sitcom por excelencia, Friends, o la repetitiva y burda Escenas de matrimonio.
Las sitcom están de moda y con todo su derecho. Este humilde crítico aficionado al cine no puede más que disuadiros de ver una película cómica de dos horas y el típico y pasteloso final feliz, al tiempo que os anima a disfrutar de tres o cuatro capítulos de estas joyas de la televisión (todas ellas disponibles en la madre-Internet) si realmente quereis sentir cómo la originalidad y el buen rollo os desarma en forma de adicción. ¡Quién me iba a decir que algún día instaría a ver la televisión!

domingo, 24 de octubre de 2010

El II Festival de Series de Madrid reune a miles de aficionados a la ficción estadounidense

Que el mundo de las series americanas ha cautivado a millones de espectadores españoles es un hecho incontestable. Sin embargo, la moda por las apuestas televisivas del otro lado del Atlántico está alcanzando cotas inimaginables hace algunos años atrás. El pasado jueves 21 de Octubre arrancó la segunda edición del Festival de Series de Madrid organizado por la plataforma de televisión de pago Digital+, la cual finaliza hoy tras un éxito de público abrumador que corrobora la enorme expectación que levantan las series estadounidenses entre el público español.
El escenario elegido como centro neurálgico de la actividad del certamen ha sido el Círculo de Bellas Artes de la capital madrileña, donde se han proyectado preestrenos exclusivos, como el del episodio piloto de la nueva serie de la HBO Broadwalk Empire dirigido por Martin Scorsese y con Steve Buscemi como protagonista, y se han celebrado encuentros con personajes clave de la ficción televisiva, como en la inauguración del Festival, de la que estuvo encargado Nestor Carbonell, más conocido como el Richard Alpert de la ya mítica serie de ciencia ficción Perdidos (a la cual se rindió homenaje ayer Sábado).
De igual modo, se han celebrado actividades paralelas en la Facultad de Ciencias de la Información de la Complutense y en los diferentes centros comerciales FNAC de la ciudad, consistentes en talleres y charlas con el mundo de la ficción televisiva como nexo de unión.
Más allá de las proyecciones y pases de episodios, el Festival de Series se ha visto complementado por actividades varias que ha pretendido aglutinar al mayor público posible, ya fuesen adictos o no a las series. Es el caso del pasacalles de la banda Dixieland Jazz con motivo del estreno de otra serie de la HBO, Treme, comprada aquí por TNT; el equipo de cheerladers de baloncesto que acuden hoy a presentar Hellcats; o la exhibición de motos organizada esta tarde para dar paso a la serie de Fox Crime Sons of Anarchy.
La agenda de hoy domingo incluye una atención especial a los más pequeños con el Festival Junior Disney, en el que se proyectarán las películas Campanilla y el Gran Rescate y Hannah Montana Forever, así como la actuación de Lucía Gil, cantante ganadora del último concurso de de Disney Channel sobre Camp Rock. De igual modo, los más nostálgicos tendrán una nueva cita con las series de siempre, organizadas en un ciclo imprescindible que incluye Bonanza, Embrujada, Luz de Luna o Las chicas de Oro.
Los organizadores del certamen, con Digital+ a la cabeza, no han perdido la oportunidad de promocionar a lo grande buena parte de su programación para el resto de la temporada, algo que no deja de ser una estratégica comercial por otro lado válida. No obstante, más allá de los más que evidentes intereses de mercado puestos en liza, iniciativas como esta confirman una tendencia manifiesta en los gustos de una población que acuden cada vez con mayor voracidad a Internet para ver sus series favoritas, algo que se está intentando erradicar con estrenos simultáneos y especiales en las cadenas de pago.
Puede consultar toda la información acerca del Festival en la página oficial de Digital+.

viernes, 22 de octubre de 2010

La familia americana se torna disfuncional


A tenor de los índices de audiencia y los premios cosechados en los diferentes premios anuales de televisión, la familia vuelve a estar de moda como excusa cómica para la ficción de la pequeña pantalla. Y lo hace con el descaro y la mordacidad que únicamente puede suscitar la disfuncionalidad. Se trata de voltear los consabidos clichés y las rancias formas de lo comunmente aceptado, y presentar un producto final excéntrico y a la vez cotidiano para el gran público. En cada familia, al fin y al cabo, existen particularidades que difícilmente mostraríamos a personas del exterior.
Son muchos los ejemplos de este nuevo movimiento de ficción cómico que utilizan los patrones de la sitcom como vía predilecta para llegar a los salones de los espectadores y que de modo muy interesante apareció en un reportaje de Rocío Ayuso para El País Semanal recientemente. Las desventuras de Charlie Sheen y su alter ego en Dos hombres y Medio han alcanzado ya la séptima temporada y su éxito de público promete un largo recorrido aún por llegar, mientras que la familia polígama de Big Love, protagonizada por Bill Paxton y Chloe Sevigny, ya cuenta con cinco años en antena a pesar de lo arriesgado de la propuesta en un país de un conservadurismo militante como Estados Unidos. También podríamos incluir en este grupo a la transgresora y algo bizarra serie de animación Padre de Familia, cuyo responsable, Seth McFarlane, se encuentra en la cresta de ola gracias a las también exitosas  American Dad y El show de Cleveland, ambas cimentadas bajo la apuesta sincera de retratar a la familia del modo más heterodoxo posible como máxima ineludible. Incluso el mundo reducido de Wisteria Lane, con sus Mujeres Desesperadas como representantes del feminismo más militante, puede suponer una manifestación más de una tendencia actual evidente.
No obstante, si en este curso ha sorprendido una serie por la frescura exhibida en su planteamiento y su clara apuesta por la familia como objeto del análisis cómico más divertido, esa ha sido Modern Family. Con tan sólo un año en antena, esta sería concebida por Steve Leviatan y Christopher Lloyd (hermano del responsable de otra delicia cómica, Cómo conocí a vuestra madre), se alzó con triunfadora absoluta en la pasada edición de los Emmys con seis premios entre los que se incluían el de Mejor serie de Comedia, el mejor guión y el de Mejor actor de reparto para Eric Stonestreet.



La premisa sobre la que se asienta es bien sencilla; tres familias de muy diversa naturaleza conectadas por parentesco a través de Claire (Julie Bowen). Esta forma junto a Phil (Ty Burrell) lo que podría catalogarse como una familia convencional compuesta por tres hijos, aunque la realidad que acontece cada día en la casa pudiera sugerir todo lo contrario. Por otro lado, el hermano de Claire, Mitchell (Jesse Tyler Ferguson), acaba de formar otra familia con Cameron (Eric Stonestreet), su pareja  y un bebé al que acaban de adoptar en Vietnam. Y al fin, Jay, el padre de Claire y Mitchell, viudo y ahora casado con una explosiva colombiana (Sofía Vergara) mucho más joven que él y con un hijo de diez años de una relación anterior.
Como es constatable, el juego que da una serie con este mosaico de situaciones familiares estrambóticas (es la primera vez que una cadena de televisión en abierto coloca a una pareja de homosexuales como protafonistas)  es incalculable, y sus creadores no han perdido la oportunidad de suscitar tanto el conflicto como el sentimiento aglutinador propio de las familias. Modern Family encuentra su principal virtud en la liviandad de sus episodios, de apenas 20 minutos de duración, en los que se plantea una o varias tramas que tiende a conectar los mundos distantes y a la vez tan cercanos de los tres núcleos familiares. De igual modo, la estética ideada con la que se narra las desventuras cotidianas, supone una ingeniosa vuelta de tuerca a los patrones tradicionales televisivos, ya que se utiliza una técnica muy cercana al mockumentary (véase al respecto el artículo de Online.com) Para ello, la cámara en mano y las declaraciones de los personajes insertadas a modo de confesor estilo Gran Hermano se erigen como herramientas indispensables de enorme valor y eficacia discursiva. La excentricidad, por otro lado,  de cada capítulo brota de modo espontáneo y con un nivel por lo general bastante elevado, aunque téngase en cuenta que no se eluden los lugares comunes o las evidentes fricciones utilizadas en otras comedias familiares.
Modern Family ha alcanzado la gloria de modo tan fulminante que algunos ya han llamado la atención acerca de la posible sobrevaloración a la que ha sido sometida. De gran interés es el artículo escrito por teuve, una de las comunidades albergadas por el sitio web de El País, en el que cuestiona la genialidad de la serie norteamericana y los perjuicios de la instantaneidad del consumo por internet del público.

Sea como fuere, Modern Family ha supuesto un agradable presente para la ficción cómica estadounidense que rompe con la hegemonía de otras apuestas muy alejadas de la familia como The Office o Rockefeller Plaza. Y es que es un hecho, lo raro triunfa: la familia no podía ser menos.

miércoles, 20 de octubre de 2010

La séptima temporada del Doctor House llega a España el 26 de Octubre


El doctor House regresa y lo hace con escaso retraso respecto a la premiere norteamericana, celebrada el pasado 20 de Septiembre. La cadena de televisión generalista Cuatro, entrenará la séptima temporada de forma simultánea a Fox España el próximo 26 de Octubre en horario estelar, con la que espera liderar las noches de los miércoles por encima de otras propuestas de ficción como Tierra de Lobos en Telecinco. Pero la campaña de promoción no queda ahí; Cuatro ha programado para la noche de hoy el último capítulo de la sexta temporada (tras la segunda parte de Millenium), a través del cual enlazar con el estreno inminente de la próxima semana a modo de aviso para navegantes fanáticos de las desventuras del doctor House.
La serie estrenada en 2004 por la cadena de pago estadounidense Fox, continúa así su senda de éxito entre público y crítica tras la laureada sexta temporada, para muchos la mejor hasta ahora. Y es que el caracter socarrón, cínico y arrogante de House (interpretado por el magnífico Hugh Laurie) ha conquistado a legiones de fans de todo el mundo, como el reverso oscuro de lo políticamente correcto y las normas del buen gusto; la ficción televisiva se traslada así, espoleada por los índices de audiencia, a terrenos que muestran la cara menos amable de unos personajes tan atormentados como atractivos.
Para esta séptima temporada, el doctor House repite equipo médico aunque con bajas de última hora. La actriz Olivia Wilde se incorporará más adelante, ya que se encuentra rodando la película Cowboys & Aliens, espacio que suplirá de forma esporádica Jennifer Morrison, Matthew Lillard, Amber Tamblyn y la veterana Candice Bergen, tal y como informa la página oficial de la serie.
Con tan sólo cuatro episodios exhibidos en Estados Unidos, House llega a España de forma casi simultánea, confirmando el compromiso de Cuatro a estrenar sus series con escaso margen respecto al estreno en su país de origen. Todo ello va encaminado a paliar el "efecto internet" que ha modificado las formas de consumo de los espectadores, quienes suelen ver los episodios subtitulados y al día siguiente de su exhibición.